Gabriel CisnerosEN PALABRA EN PIE SE PUBLICAN ARTÍCULOS, POEMAS, CUENTOS Y OTROS TEXTOS DEL ESCRITOR ECUATORIANO GABRIEL CISNEROS ABEDRABBO, ES UN ESPACIO PARA EL ENCUENTRO DE LOS CREADORES CON EL EROTISMO, EL ARTE Y LA PALABRA, ESPACIO AL QUE PUEDEN ACCEDER QUIENES TRASCIENDAN SUS PROPIOS MIEDOS Y SALTEN DE LA CUERDA FLOJA SIN PERDER EL EQUILIBRIO ANTE LOS DEMONIOS QUE NOS ACOSAN EN LA COTIDIANIDAD.
Chilca Impreso Cultural
-
Les invitamos a revisar la revista cultural... Leer más...
ADVERTENCIA
-
Tú deberías sabersoy un villano mortalque se... Leer más...
ADVERTENCIA
-
Tú deberías sabersoy un villano mortalque se... Leer más...
SIN NOCHE DE BODAS
-
Sabina ebrio en los pómulosnos invita un... Leer más...
LIBROS DE GABRIEL CISNEROS ABEDRABBO
-
Para leer Ceremonias  de Amor y Otros Rituales... Leer más...
SOMBRA DE MI YO
-
¿En donde bulle tu sexo ahora que mi desnudes... Leer más...
Coraza
-
Blindadocon un cielo de vocales tristes, dejo que... Leer más...
Espiral para la fuga
-
IMurió Benedetti,las ciudades siguen vomitando... Leer más...
S / T
-
Que mi amor te llegue envuelto en sedas una... Leer más...
CANTAR SOBRE LA TIERRA
-
Iniciado bandolero  busco entre tu  piel y el... Leer más...

EULER GRANDA EN EL TREN DE LAS PALABRAS

Palabra en Pie - Poetas

Hermano, faltan cosechas

antes que el acabose germine

en el vientre de la aguja

e iniciemos el yaraví en otros campos…

G C A

Con suma de méritos el gobierno ecuatoriano, ha decidido entregar el premio “Eugenio Espejo” al poeta riobambeño, desde esta esquina de la periferia intelectual de un país con círculos culturales casi inexpugnables, abrazamos al hermano mayor, con absoluta honestidad, y esperamos que otros creadores fundamentales sean reconocidos antes que ‘el gran vacío inmigrante’ los exilie del respirar. Que la autoestima nacional tome vigencia de nuestros íconos referenciales en la construcción de los valores intangibles de la identidad y la cultura, esos valores que se forjan desde el arte.

Se van esas distancias que sembró una generación ingrata, con Euler Granda Espinoza, la voz viva más grande de la poesía ecuatoriana, ese nigromante de la piel diversa de la patria, que ubicando las palabras en el sentido fundamental de la existencia, ha forjado poesía sin falsos cantos a una felicidad que nos robaron entre brindis; sin el adulo rimbombante de ese anclaje al siglo XVIII, con que domestica la educación formal a los nuevos creadores.

El bardo, ese dios subterráneo (empero de haberme impuesto la premisa de no calificar, las palabras se vuelven inservibles, ante el repicar los versos en Caronte, porque hay que cruzar el infierno más terrible desde el yo y desde los otr@s, para que la poesía salga destilada y propia), a pesar de todos los signos no sabe que ha roto el ‘jamás’ de muchos, que se ha vuelto luz en el abismo de los amores y denuncia en la encrucijada del hambre; si porque Euler, fundamental y de otro tiempo no ha callado; y, la levedad de sus corazón, hígado y riñones no callará. Su voz, no mermará su canto y su compromiso con los vientos del mundo seguirá silbando.

EULER GRANDA EL GRAN SUSCITADOR

“Euler ninguno de los panes que sembraste quedarán crudos”Euler Granda, poeta riobambeño, durante su vida ha tejido un mar de palabras para desterrar al acabose. Hijo trascendente de Riobamba, sus versos se cuecen en la sindéresis social, denunciando la catalepsia de pueblos que ven escapar ausencias de un presente hipotecado por los fantasmas de la Patria.Su poesía es una espada en cuya ignominia caen coroneluchos y patinan mentiras de viento; en cuya verdad vibran tejados de miles de familias reinventando diafanidades en la piel antigua de los andes. Creador de lenguajes sin muletillas. Aeropuerto de las solidaridades, cada eco, cada ritual se agolpan alrededor del Gran Panadero de la Luna: “Bufanda del Sol”; “Tintalabra”; “Pedrada Zurda”. “En 1961 obtuvo el Premio Nacional de Poesía "Ismael Pérez Pazmiño" de Diario El Universo de Guayaquil; en 1987, en Lima, le conceden el Premio Internacional "Jorge Luis Borges"; en 1988 el Municipio de Quito le otorga el Premio "Jorge Carrera Andrade". Según el escritor catalán, Julián Gustems, "Euler Granda es un ejemplo de lo que un poeta puede decir todavía, un poeta que sabe dónde ir y qué camino debe tomar para ser leído. Sus temas hablan de las cosas que nos preocupan, que están a nuestro alcance, que entendemos bien, que nos son comunes. Sus poemas y la forma clara con que hablan merecen nuestra atención.”

Por una iniciativa de la Casa de la Cultura, hace pocos meses se publicó su obra completa, la misma que recoge una de las obras más trascendentes de la lírica ecuatoriana de todos los tiempos, cuyos poemas fueron musicalizados Sandra Bonilla, Jaime Guevara y el Conjunto de Cámara.

La poesía de Euler Granda, se mete en la piel sin aspavientos y germina en motivaciones para transmutar la crisis en futuros nuevos, en metáforas que no solo adornen las sensaciones sino que sean un eje trasversal para la concienciación humana en la toma de decisiones utópicas que desembarquen en futuros nuevos.

No hay que rasgarse las vestiduras y perder la posibilidad de soñar, cuando mayor es el desencanto de una época mayor debe ser la sublimación de un artista y por ende mayor trascendencia tiene su obra, lo que se refleja en la palabra de Euler Granda, riobambeño universal, cuyos versos llueven en mi nostalgia y me alimentan.



SELECCIÓN POÉTICA
LA AGUJA Y EL CAMELLO


("Es más fácil que un camello pueda atravesar el ojo de una aguja antes que un rico entre en el reino de los cielos")

Si se enterasen mis congéneres
que a mí sin ser camello
me es dado atravesar el ojo de una aguja
y que es un juego fácil.
Si comprendieran
lo que es trocar en hilo la grasa del abdomen,
los gordos pensamientos
y el tumor de los lunes.
Si tan sólo supieran en dónde está el ovillo.
En realidad
si fueran mis congéneres;
si tuvieran los ojos para ver
y no para patear;
si en lugar de espiar con el estómago
comieran simplemente,
llanamente comieran
y siguieran comiendo
y establecieran premios para los más glotones
e inofensivamente así,
sin meter los zapatos en los platos ajenos.
Si mis iguales,
mis diferentes semejantes,
los que funcionan como yo
y sin embargo
más que yo rebuznan.
Si supieran los nudos que me hago
y que buscarle
cinco patas al gato
es como sonreírse sin los dientes.

Si supieran
me digo:
que dos y dos son cinco,
que la línea más corta
no es la recta
y que no queda en pie de los axiomas
ni la aseveración rotunda,
ni Pitágoras.
Si supieran no más
que yo ya no soy
sino un primo lejano
que se quedó aplastado bajo un sueño
y desde entonces
algo como un violín
le está goteando adentro.
Si supieran las cosas que yo escribo
desde este barrio sin desagües
donde nos estancamos todos
y la luna se aborta empantanada.
Si supieran las cosas que no escribo
y las cosas que escondo en las rendijas;
si supieran no más,
os doy por descontado,
no pasaría nada.
Además
qué carajo,
qué reino de los cielos,
qué flor
ni qué camello;
los ricos
mientras más barrigones,
con más facilidad
entran a cualquier hora dondequiera.

LIMPIEZA GENERAL


De un puntapié
acabar con la ventana.
Desde el último piso
tirar el terno nuevo,
el nombre, la lascivia;
despojarme del ansia y los papeles;
arrojar a la calle
las mentiras,
las muelas que me sobran,
los amigos;
botar la basura
la calvicie
y por fin,
sin pagar el arriendo
sin avisar a nadie,
irme
donde me dejen ser
una página en limpio.

POEMA GRIS


Hoy los miré tan cerca
como la uña a la carne;
eran hueso y pellejo;
con pedazos de insomnio
salían de unos huecos,
tosían,
recogían cáscaras de frutas,
desperdicios,
ennegrecidas telas.
A la hora del almuerzo
hacían cualquier cosa
menos comer
y en la noche aguardaban
que del cielo arrojaran a las charcas
los podridos luceros.
Masticando silencio
hoy salían y entraban a mi pecho.

UNA FECHA Y EL MAR


Una vez,
un pescador
se fue cortando al viento;
tiró la red,
la recogió vacía;
en tanto ensangrentado el sol
con todo el peso de su cuerpo
se arrimaba en la tarde;
de pronto,
el mar
comenzó a sacudirse
como animal mojado;
el pescador cayó
en brazos de las algas;
en la espina de un pez
se fue su corazón,
aguas abajo,
y en la porosa playa
ese día encontraron
un pedazo de sal
semejante a una lágrima.

LA BASURA TAMBIÉN

"Minador falleció al ser sepultado por una montaña de basura" - ("El Comercio", Octubre/71 ).

Con las imperturbables quijadas
de la lluvia,
con la piel de las frutas,
con mis primas las moscas,
con las toallas higiénicas
de la reina del barrio,
con mi cara y la suya,
con mi paz y la suya,
con la insalubridad
y el códex,
con las palabras
carne de basurero,
con las veneraciones y saludos
que van al basurero,
con los preservativos
y los labiosos arrumacos,
con la foto del pan
y los suspiros
que Ud. bota a la calle,
con los suposítorios
que se pasman,
con los ojos gastados
que Ud. bota,
con el vientre caliente
de la chicha...
sin un remordimiento,
sin el más leve escrúpulo,
como si fuese por dinero,
a Víctor Manolenta Caiza.
Pues,
sí señor
no se lave las manos,
no se dé de inocente,
no se quiera pasar
de palomita blanca.
También, señora Ud.
con todo lo que pesan
sus sueños climatéricos,
sus óvulos infértiles
y sus «patas de gallo».
Con el 7% ,
con la devaluación de la moneda,
con los pactos andinos
y la palabrería del gobierno
«nacionalista revolucionario»,
con las maniobras belicistas,
con las reuniones a «alto nivel»,
con los ministros de agricultura,
con los coli bacilos de la leche,
con el costo elevado de los víveres,
con los ANTIHOMBRES ...
como si fuese un enemigo
a Víctor Manolenta Caiza.
Así no más
como hormiga debajo del zapato,
como araña atrapada en la bisagra.
Y señorita, Ud.
con sus Hot Pants hediondos,
con sus galanes preferidos,
con las cenizas de la marihuana,
con los Hippies,
con los cerebros musculosos
de los señores militares;
así no más,
con la meliflua propaganda
con que los gringos nos roban el petróleo...
como si fuese por venganza
a Víctor Manolenta Caiza.
Ud.
que no es capaz
de matar una pulga
y aunque le soliciten
nunca quiebra un plato,
Ud. mismo y las ratas
que a veces se le escapan del cerebro.
Ud. y yo,
cuando en las deyecciones y desechos
buscaba su sustento,
cual si no fuese un ser humano,
sin que nadie nos viera,
cuidándonos de no dejar
ni siquiera la sombra de una huella,
rezando preces
y apostando al fútbol,
a cuchilladas de basura degollamos
a Víctor Manolenta Caiza.

(De La inútil manía Y otros nudos)

POEMA SIN LLANTO


Hoy mataron a Juan el Huasicama
lo mataron a palo en día claro,
lo mataron por indio,
porque trabajaba como tres
y nunca sació el hambre,
porque junto a los bueyes
arrastraba el arado,
porque dormía sobre el suelo
y con su mala suerte cobijábase,
porque amaba la tierra
como la aman los árboles;
lo mataron por bueno,
por animal de carga.

Se quedó
de los pies hasta el alma ensangrentado.
se quedó boca abajo
para que los trigales no le vieran
la cara destrozada,
quedó
como las hierbas
después que pasan los caballos
y nadie dice nada;
lo mataron sin que nadie lo notara,
sin que a nadie le importara nada.
El viento persistió en su erranza,
como siempre las aves revolaron,
siguió impasible el soledoso páramo.
No hubo más,
el patrón lo mató
Porque le dio la gana.

TAMBIEN SUCEDE


A veces
el amor como un intruso,
como un pelo
en el plato de comida.
A veces el amor
como enfermarse,
como estar ahogándose,
como si hubiésemos robado
y nos buscaran.
Otras veces con él
qué borrachera,
qué jubilosa azúcar
inundándonos,
qué tropel
en las venas,
qué cosa nunca vista,
qué fiebre de colores.
A veces el amor
como pudriéndose.

LA ADVERTENCIA


Un día
le regalan a uno
una palabra
y uno la pone al sol,
la alimenta,
la cría,
la enseña a ser bastón,
peldaño,
droga anticonceptiva,
garra,
analgésico,
brecha para el escape
o parapeto.
Uno le saca música,
la pinta,
la vuelve más pariente
que un hermano,
más que la axila de uno.
Uno la vuelve gente
y en los instantes débiles
hasta le cuenta
las cosas subterráneas de uno;
pero cría palabras
y un día te sacarán los ojos.

 

Visítanos también en

Radio Mundial Riobamba