Gabriel CisnerosEN PALABRA EN PIE SE PUBLICAN ARTÍCULOS, POEMAS, CUENTOS Y OTROS TEXTOS DEL ESCRITOR ECUATORIANO GABRIEL CISNEROS ABEDRABBO, ES UN ESPACIO PARA EL ENCUENTRO DE LOS CREADORES CON EL EROTISMO, EL ARTE Y LA PALABRA, ESPACIO AL QUE PUEDEN ACCEDER QUIENES TRASCIENDAN SUS PROPIOS MIEDOS Y SALTEN DE LA CUERDA FLOJA SIN PERDER EL EQUILIBRIO ANTE LOS DEMONIOS QUE NOS ACOSAN EN LA COTIDIANIDAD.
Chilca Impreso Cultural
-
Les invitamos a revisar la revista cultural... Leer más...
ADVERTENCIA
-
Tú deberías sabersoy un villano mortalque se... Leer más...
ADVERTENCIA
-
Tú deberías sabersoy un villano mortalque se... Leer más...
SIN NOCHE DE BODAS
-
Sabina ebrio en los pómulosnos invita un... Leer más...
LIBROS DE GABRIEL CISNEROS ABEDRABBO
-
Para leer Ceremonias  de Amor y Otros Rituales... Leer más...
SOMBRA DE MI YO
-
¿En donde bulle tu sexo ahora que mi desnudes... Leer más...
Coraza
-
Blindadocon un cielo de vocales tristes, dejo que... Leer más...
Espiral para la fuga
-
IMurió Benedetti,las ciudades siguen vomitando... Leer más...
S / T
-
Que mi amor te llegue envuelto en sedas una... Leer más...
CANTAR SOBRE LA TIERRA
-
Iniciado bandolero  busco entre tu  piel y el... Leer más...

‘MI YO MALO’ de Cisneros & Crespo, UNA GUÍA PARA PERNOCTAR A SALVO EN EL INFIERNO

Palabra en Pie - Gabriel Cisneros desde los otros

Gabriel Cisneros (45 poemas) y Eddie Crespo (45 ilustraciones), ambos ecuatorianos, forman el tándem que produjo ‘MI YO MALO’. Editorial Pedagógica Freire, Riobamba, 21 de junio de 2012. (Un mil ejemplares de 99 cuartillas cada uno). / Prólogo de Víctor Vimos. Epígrafe de Juan Montalvo.
 
PREMISA
 
Si un estilo compromete la utilización individual y combinada de la retórica, la sintaxis, la semántica y la sonoridad, cuarteto lexical e instrumental del oficio de quien escribe, será oportuno indagar ¿hasta qué límite es necesario auto-establecer un previo patrón rítmico, o dejar que el azar transcurra? Y, en lo atinente a la ideología o dialéctica del comportamiento, ¿es noble preguntarnos por el tipo tácito o expreso de convivencia humana que la lectura prescribe u omite alrededor de colectividades o personas?
 
EXAMEN
 
Alejado del sol vertical de mi tierra, intento descubrir en las estancias de Gabriel y en las gráficas de Eddie, esa rebeldía especializada en adversar cualquier atisbo del statu quo.
 
Se trata de un libro poco convencional no sólo por su apariencia física, sino por la versatilidad de sus signos que provocan aproximaciones diversas y alejamientos concomitantes a la hora en que los abordemos, o en el orden en que lo hagamos o sobre qué compañía o bajo qué contexto ardamos o reposemos.
 
Eso me pasó a mí.
 
En fin, un ‘Ars amatoria’ al revés, un Ovidio perfumado con las flores díscolas de Baudelaire. No un aprender a amar sino un olvidarse, una puerta a puntapiés abierta a las palpitaciones que genera el otro lado del léxico y el susurro de los entrerrenglones mientras se ejecuta la mutua conversión de trazos caligráficos en rasgos icónicos y viceversa, técnica que termina abarcando los mencionados 45 poemas y sus respectivas imágenes, cada una de ellas, y cada uno, ocupando espacios propios, del tamaño de las hojas íntegras que distribuidas en parejas, frente a frente, vibran cual un beso, con una magnitud determinada por un largor de 41 centímetros de papel multiplicado por una latitud, ídem, sin dejar de mencionar las solapas que, lucen, medidas similares.
 
Con aritmética y aleatoriedad, la página 97 ahoga y expulsa un grito que resume, vía sinécdoque, la intención y la estructura del conjunto. Se bautiza ‘Oscuro’ voz adverbial pues, en este caso, califica un pretérito: ‘Amanecí’.
 
‘Amanecí oscuro’, impacto de la luz contra la sombra, tema que explora el deseo de conjurar en la hoguera a esas brujas que el sujeto literario ama y odia aunque el poema, en la mencionada página 97, escupa: ‘(…) las brujas que me aman y me odian’.
 
Su lirismo descansa en tres estrofas (18 versos irregulares en total equivalentes a una suma rápida: 6 + 8 + 4) y dentro, una anáfora tres veces predicando: ‘Amanecí oscuro...’ Por eso, es oda o melodía y es, asimismo, treno o lamento.
 
Estos alardes estilísticos o novedades expresivas, sin embargo, no logran compensar la femineidad del mal, debilidad ideológica, pues ‘brujas’son, hoy, en las despedidas, quienes, ayer, posiblemente en el éxtasis, fueron ‘princesas’.
 
Y concluye: ‘Amanecí oscuro / sin mí / en una somnolencia / de alacranes’ mención zoológica encadenada a la composición 13, página 33, ‘Alacrán’ que clama:
 
‘Combáteme descalza / en un jardín dormido, / (…) del que hace mucho tiempo / andamos huyendo.’
 
Y la composición 3, ‘Cábala’, página 13, insiste:
 
‘Mujeres (…) sin silencios, / (…) En otra hora triste / me remendé a sus ombligos, (…).
 
Saludable siempre será esa transustanciación de ideología y estilo que haga menos terrible el efímero tránsito que atraviesa una metáfora aunque antigua, vigente: este valle de lágrimas.
 
Aplicando el régimen de los tercios que conviene al artista -plástico, o afín-, evocaré las composiciones 15, 30 y 45.
 
La 15, página 37 corresponde al título que da nombre al volumen, constituyendo tales líneas un tácito buceo interior: ‘(…) Mi yo malo / es alguien tan terrible / que le temo / más que a mí mismo’ mientras la 30, ‘Casa adentro’, página 67, abre su ‘Pecar, / sin miedos o exorcismos, / simplemente / pecar /…)’, y la 45, página 97, identifica el élan vital con el ‘genoma de asesino en serie’. Diagramación perfecta.
 
Sin embargo, este tomo al eliminar u olvidar su índice, me brindó la oportunidad de inventariar algunos escorzos barajando los vocablos de tal modo que puse a funcionar un espécimen que los surrealistas llamaron ‘Cadáver exquisito’, cuya consistencia y flexibilidad es todavía una señal del patrón rítmico aplicable al análisis, a la síntesis y a la imaginación.
 
Además, al margen, anoté que, con la excepción de la composición 41, página 89: ‘Acabose’ –sic– (exhibición de uno de los tiempos del pasado de acabar: ‘acabó’, más un pronombre enclítico de carácter reflexivo ‘se’), los restantes 44 tramos, son construcciones nominales compuestas de una, dos, tres y cuatro palabras, pero sin ninguna codificación, esto es, sin establecer un patrón rítmico, lo cual parece ser la tendencia prioritaria de la poesía de estos primeros lustros del tercer milenio occidental.
 
La libertad del artista sea en el ámbito verbal o en el icónico, radica en establecer la primera ley que puesta en marcha lo someterá a la esclavitud de cumplirla. Oxímoron exacto.
 
Verbigracia. El primer poema tiene cuatro palabras y se confirma ‘Génesis para el adiós’ (pág.9), y el último, el 45, ‘Oscuro’, una sola palabra (pág.97). Entre los dos extremos, proporcionalmente, el decimoquinto, ‘Mi yo malo’, 3 palabras (pág.37) y el trigésimo, ‘Casa adentro’, dos palabras (pág.67).
Es relevante si este juego se previó pero no deja de serlo, si sucede.
Hay, o debe haber, un patrón rítmico para el otro hemistiquio de la publicación que estoy reseñando: las ilustraciones combinatorias, la primera bordada por una segmentación triangular que opone una figura y un boceto de paisaje a lo blanco del resto del espacio. En la vigésimoprimera, tal combinación se da entre la figura y lo negro del resto del espacio. En la cuadragésimoprimera, la figura ocupa el centro de arriba a abajo, asediada por lo blanco del contorno. En las demás, ciertas insinuaciones de sujetos o de objetos de otras ficciones llenan completamente las páginas, excepto, la trigésima que muestra una segmentación regular entre la figura y la zona blanca que la rodea, y la trigésimosegunda que muestra a la figura dentro de un marco blanco semejante a las marialuisas de las antiguas acuarelas,sin olvidar la portada que presenta a una semieva oculta por un completo adán algo ladeado hacia ella pero, en definitiva, ambos, en una posición bastante frontal y explícita.
Cacería dual digna de tomarse en cuenta. Una, la de las formas, en la cual, lo pitagórico, lo gestáltico y lo fractal, inspiran. Y la otra, la de los valores que estimulan la convivencia humana. La una, el estilo. La otra, la ideología. Pero, el estilo ya no atenta contra la ideología ni ésta difama a aquél, porque ahora cada vez con más frecuencia se encabalgan dialécticamente dos términos y dos conceptos, en uno sólo, convirtiendo en letra mayúscula una vocal interna: ‘¡estÉtica!’, según los postmodernistas.
 
Esta convocatoria debe ser asumida.
 
Dúo contestario, obra original apenas suspendida y balanceándose en el vértigo del libre albedrío, con sus estrofas y con sus tintas cómplices, Eddie Crespo y Gabriel Cisneros ofrecen las claves y los enlaces para flotar a salvo en cualquier deriva sentimental: ¡éste es su servicio social a cumplir en el averno de la pareja!, ‘el monstruo por excelencia’, según los esotéricos.
 
ANEXO [1]
 
Aquí, en esta zona, corren los 45 membretes que firman Cisneros y Crespo, sentenciados por el número de palabras que los integran (organizadas en nominaciones cuádruples, triples, dobles y unitarias).
 
Ése fue su punto de partida.
 
Queda para un ensayo de otras proporciones determinar su punto de llegada relativo a la presencia o ausencia de un indispensable, creo yo, patrón rítmico.
 
En su búsqueda, el inventariar todos y cada uno de los datos de la publicación sometida a escrutinio, es una de las tantas posibilidades a ensayar.
 
El índice, como se ha dicho, está ausente. Lo propio, en el colofón, no en su matrícula, el dato de la ciudad donde se imprimió. Pero, lo conspicuo dependerá de la ponderación del texto (poemas e ilustraciones) escoltado por sus paratextos (cubiertas y contratapas, solapas, prólogo, epígrafe, etc.) a la penumbra de una premisa, cuando se verifique. O se deseche.
[1]  Véase el desglose de este Anexo en la Nota 2, al final del presente trabajo.
[2] DESGLOSE DEL ANEXO
I.- NOMINACIÓN UNITARIA (1 palabra)
 
03: (pág.03) CÁBALA / 06: (pág.19) VATICINIO / 13: (pág.33) ALACRÁN / 14: (pág.35) UNCIÓN / 16: (pág.39) RÉQUIEM / 17: (pág.41) PROPUESTA / 18: (pág.43) PSICOTRÓPICO / 19: (pág.45) AJENOS / 22: (pág.51) INSTANTE / 23: (pág.53) PATRIMONIO / 31: (pág.69) PATRIA / 35: (pág.77) CONFESIÓN / 36: (pág.79) BRUJA / 39: (pág.85) RETORNO / 41: (pág.89) ACABOSE* (sic) / 45: (pág.97) OSCURO.
 
II.- NOMINACIÓN DOBLE (2 palabras)
 
04: (pág.15) MUY TARDE / 10: (pág.27) RADIOGRAFÍA BREVE / 20: (pág.47) EL LOCO / 21: (pág.49) LUGAR COMÚN / / 27: (pág.61) SIN GRAMÁTICA / 30: (pág.67) CASA ADENTRO / 32: (pág.71) OTRAS PIELES / 33: (pág.73) MEA CULPA / 34: (pág.75) BOLERO NEGRO.
 
III.- NOMINACIÓN TRIPLE (3 palabras)
 
02: (pág.11) FRÍO SIN TI / 05: (pág.17) PARTICIPACIÓN EN TI / 08: (pág.23) RESACA DE PIEL / 09: (pág.25) DESNUDO Y LEVE / 12: (pág.31) SUICIDIO EN TI / 15: (pág.37) MI YO MALO / 24: (pág.55) FRAGANCIAS DE BAÚL / 25: (pág.57) ACTO DE AMOR / 28: (pág.63) DANZAR EN VIERNES / 38: (pág.83) FRAGMENTO DE TI / 40: (pág.87) BARRO Y PAPEL / 42: (pág.91) GENÉRICO DE PIEL / 43: (pág.93) PROCESO EN VERDE / 44: (pág.95) ORACIÓN POR NOSOTROS.
 
IV.- NOMINACIÓN CUÁDRUPLE (4 palabras)
 
01: (pág.09) GÉNESIS PARA EL ADIÓS / 07: (pág.21) PUÑAL EN LA MEMORIA / 11: (pág.29) CANTATA POR LA CRUZ / 26: (pág.59) CHIP EN LA EPIDERMIS / 29: (pág.65) PÓLVORA EN LA OSCURIDAD / 37: (pág.81) CANTATA EN EL ESPEJO.
 
El retorno al sol vertical, se ha cumplido... sr
 
Sergio Román Armendáriz 

Visítanos también en

Radio Mundial Riobamba