Gabriel CisnerosEN PALABRA EN PIE SE PUBLICAN ARTÍCULOS, POEMAS, CUENTOS Y OTROS TEXTOS DEL ESCRITOR ECUATORIANO GABRIEL CISNEROS ABEDRABBO, ES UN ESPACIO PARA EL ENCUENTRO DE LOS CREADORES CON EL EROTISMO, EL ARTE Y LA PALABRA, ESPACIO AL QUE PUEDEN ACCEDER QUIENES TRASCIENDAN SUS PROPIOS MIEDOS Y SALTEN DE LA CUERDA FLOJA SIN PERDER EL EQUILIBRIO ANTE LOS DEMONIOS QUE NOS ACOSAN EN LA COTIDIANIDAD.
Chilca Impreso Cultural
-
Les invitamos a revisar la revista cultural... Leer más...
ADVERTENCIA
-
Tú deberías sabersoy un villano mortalque se... Leer más...
ADVERTENCIA
-
Tú deberías sabersoy un villano mortalque se... Leer más...
SIN NOCHE DE BODAS
-
Sabina ebrio en los pómulosnos invita un... Leer más...
LIBROS DE GABRIEL CISNEROS ABEDRABBO
-
Para leer Ceremonias  de Amor y Otros Rituales... Leer más...
SOMBRA DE MI YO
-
¿En donde bulle tu sexo ahora que mi desnudes... Leer más...
Coraza
-
Blindadocon un cielo de vocales tristes, dejo que... Leer más...
Espiral para la fuga
-
IMurió Benedetti,las ciudades siguen vomitando... Leer más...
S / T
-
Que mi amor te llegue envuelto en sedas una... Leer más...
CANTAR SOBRE LA TIERRA
-
Iniciado bandolero  busco entre tu  piel y el... Leer más...

"Exilios inversos”

Palabra en Pie - Gabriel Cisneros desde los otros

Riobamba, 27 de diciembre del 2009

Querido hermano Gabriel:

He leído conmovido las setenta páginas de “La justificación del aire en los pulmones”. Tú como todos los poetas, asumes tu vía crucis interno que se traduce en desgarradoras confesiones, por esto, en la “sexta edición” de tu dolor existencial, afloran los “exilios inversos”, que son una suerte de simbólica evocación a la Verónica imposible que nunca llegará piadosa por el paño necesario para enjaguar tus lágrimas.

Sí, son tus exilios internos por la diáspora de los afectos, por el cruel arrebato de seres amados perdidos en la sombra de la muerte, por los perversos puñales que clavan olvidos y silencios de quienes un día pusieron soles en la profundidad de los sueños. Sí, exilios inversos porque extrañas mutaciones de seres y circunstancias, te dejan en el mismo entorno, pero hostil y diferente, con vacíos, con ausencias, con silencios, con extenuante sensación de desarraigo, como si hubieras emigrado de la realidad de un mundo que hasta ayer nomás creías poseer. Herencia de soledad te dejan tus exilios, pero muy dentro de ti aún suena un clavicordio que te convoca al recuerdo  y a descubrir respuestas a los éxodos injustos.

Por tu rebelión ante el absurdo y por el bálsamo de la poesía que alivia tus padecimientos, ángeles anónimos llegarán a poner colores luminosos en la bandera de tus nuevos versos.

Fraternalmente,


Guillermo Montoya Merino

Visítanos también en

Radio Mundial Riobamba