Gabriel CisnerosEN PALABRA EN PIE SE PUBLICAN ARTÍCULOS, POEMAS, CUENTOS Y OTROS TEXTOS DEL ESCRITOR ECUATORIANO GABRIEL CISNEROS ABEDRABBO, ES UN ESPACIO PARA EL ENCUENTRO DE LOS CREADORES CON EL EROTISMO, EL ARTE Y LA PALABRA, ESPACIO AL QUE PUEDEN ACCEDER QUIENES TRASCIENDAN SUS PROPIOS MIEDOS Y SALTEN DE LA CUERDA FLOJA SIN PERDER EL EQUILIBRIO ANTE LOS DEMONIOS QUE NOS ACOSAN EN LA COTIDIANIDAD.
Chilca Impreso Cultural
-
Les invitamos a revisar la revista cultural... Leer más...
ADVERTENCIA
-
Tú deberías sabersoy un villano mortalque se... Leer más...
ADVERTENCIA
-
Tú deberías sabersoy un villano mortalque se... Leer más...
SIN NOCHE DE BODAS
-
Sabina ebrio en los pómulosnos invita un... Leer más...
LIBROS DE GABRIEL CISNEROS ABEDRABBO
-
Para leer Ceremonias  de Amor y Otros Rituales... Leer más...
SOMBRA DE MI YO
-
¿En donde bulle tu sexo ahora que mi desnudes... Leer más...
Coraza
-
Blindadocon un cielo de vocales tristes, dejo que... Leer más...
Espiral para la fuga
-
IMurió Benedetti,las ciudades siguen vomitando... Leer más...
S / T
-
Que mi amor te llegue envuelto en sedas una... Leer más...
CANTAR SOBRE LA TIERRA
-
Iniciado bandolero  busco entre tu  piel y el... Leer más...

SALOME CISNEROS

Palabra en Pie - Escritores Invitados

 
 
 
 
 
 
Quito, calles, un café, lluvia... Pequeña warmi que observa, que piensa describir lo que sucede a su alrededor algún día... Pequeña, mística y mágica luna que intensamente trata de expresar todo lo que siente...I&I EXPRESION I&I RAICES I&I EDUCATE YOUR SELF I&I LOVE Jah Pachacamac LOVE!

 

 

 

 

 

ME ENCUENTRO, ME ATRAPO

Utilizando los recursos necesarios,
Envolviendo los rencores,
en mantas azules de lluvia,
ahogándolos en angustia,
matando los esbozos de tiempo.
Trazando circunferencias,
creando vacios en el espacio.

Cuando el lino me atrapa,
los cachetes pasposos,
se agudiza excéntrico el viento.
Y sensible levanto la vista,
al mar de los temblores
revestidos de luna,
de cielo.
Cuando inundo de silencios,
a la parodia temporal,
atravesando mares y carencias.
Temblando y dentro arrinconada,
utilizando símbolos místicos,
bebiendo las corazonadas,
atada al tiempo,
me encuentro.
Me encuentro,
tejiendo las vestiduras,
del gracioso viento,
y mientras las palmas de tus manos,
observan…y prueban,
la ligera manzanilla de los pechos,
me encuentro,
me saludo,
me pierdo,
me olvido,
me despierto,
y me encuentro,
otra vez, de nuevo.


¿QUÉ ERES?

Soy un sueño desintegrándose,
soy un pedazo de color,
que camina lúcida entre tinieblas,
soy un poco de luz tenue,
embrujada, ingenua.
Soy un pequeño parpadeo,
algo invisible,
gracioso, nítido.
Soy como un gigante,
ocultándose para tomar un descanso,
soy como ese camino que a cada rato,
pierde su norte,
y despierto, vuelvo y lo trazo.
Soy aquello,
que no entiende,
el porque,
de la muerte de la quimera,
de su delirio,
y de su ideal existencia.
Lluvia intensa,
inevitable que no deja respirar.
Soy eso y mucho más,
soy mala letra,
mala gente,
mala leche,
mala fe,
soy todo eso,
porque estoy
limitada.
Por la gravedad,
y  por la ciencia,
condenada a andar
por los suelos,
andando sin rumbo,
sin voluntad.
Soy aquello que abre los ojos
y se encuentra
con una realidad nada amable,
precisa para el llanto.
Soy aquello vivo,
soy aquello caliente,
entre torbellinos,
entre abismos
y entre un torrencial,
rio vehemente,
de ciudades y muerte.

SALOMÉ


Ese nombre,
de mujer nupcial.
Luna,
atada a las damas,
de la noche.
Dueña de danzantes,
que caminan palpitando,
 embriagadas de trepidas ansias,
en fila…
esperando el abrazo voraz,
de muerte,
de belleza delirante.
de miel candente.
Dilatando lirios,
con maleza vibrante,
y abrigo.


APLAUDAN


¡Aplaudan!
que todo se mueve
por su propia voluntad.
Todo tiembla, todo vibra.
y ni siquiera la inconsciencia
me limita ahora.
Ni siquiera la vanidad,
ahora me tramita los versos.

Nada, ahora solo soy yo.
Y observo cómo,
todo tiene la capacidad
de mecerse entre las sombras y sus eclipses.
Y miro como el tiempo se burla de mí.
...Y se me escapa una carcajada
y ahora contemplo con gusto como el tiempo,
empieza a ahogarse entre las aceitunas,
entre los brindis de las incertidumbres
pasmadas en los casilleros de los ociosos.
Camino y vuelvo…
Y reparo,
diciendo ¡aplaudan!
Temerosos de la vida.
¡Aplaudan!
que las piernas de la vida,
se han sumergido
en el tibio manantial de las sonrisas.
Por lo menos aplaudan,
temerosos de la vida,
mientras miran,
como las cosas,
suceden por su propia gracia
y alevosía.
Suceden a mí alrededor,
mientras solo soy yo.
Nada más.
Sin esquemas,
sin ruidos,
sin más ataduras en mis manos.
Ahora,
soy solo yo,
y se muestra la esencia,
y la sencillez de las cosas, que suceden.
La pequeñez de las grietas,
que se rascan la silueta de un día,
que se bañan en la laguna del enigma.
¡Aplaudan temerosos de la vida!

Aplaudan....


HADA PODRIDA

Aquella que viene y me inyecta aquel jugo cítrico,
en las penumbras.
Me inyecta en los pasos,
me inyecta en el vientre,
y en el mar.

Aquella que rocía el sentir en los pétalos pelados.
Aquella que viene.
Aquella que se fue, y ya mismo vuelve.

Visítanos también en

Radio Mundial Riobamba