Gabriel CisnerosEN PALABRA EN PIE SE PUBLICAN ARTÍCULOS, POEMAS, CUENTOS Y OTROS TEXTOS DEL ESCRITOR ECUATORIANO GABRIEL CISNEROS ABEDRABBO, ES UN ESPACIO PARA EL ENCUENTRO DE LOS CREADORES CON EL EROTISMO, EL ARTE Y LA PALABRA, ESPACIO AL QUE PUEDEN ACCEDER QUIENES TRASCIENDAN SUS PROPIOS MIEDOS Y SALTEN DE LA CUERDA FLOJA SIN PERDER EL EQUILIBRIO ANTE LOS DEMONIOS QUE NOS ACOSAN EN LA COTIDIANIDAD.
Chilca Impreso Cultural
-
Les invitamos a revisar la revista cultural... Leer más...
ADVERTENCIA
-
Tú deberías sabersoy un villano mortalque se... Leer más...
ADVERTENCIA
-
Tú deberías sabersoy un villano mortalque se... Leer más...
SIN NOCHE DE BODAS
-
Sabina ebrio en los pómulosnos invita un... Leer más...
LIBROS DE GABRIEL CISNEROS ABEDRABBO
-
Para leer Ceremonias  de Amor y Otros Rituales... Leer más...
SOMBRA DE MI YO
-
¿En donde bulle tu sexo ahora que mi desnudes... Leer más...
Coraza
-
Blindadocon un cielo de vocales tristes, dejo que... Leer más...
Espiral para la fuga
-
IMurió Benedetti,las ciudades siguen vomitando... Leer más...
S / T
-
Que mi amor te llegue envuelto en sedas una... Leer más...
CANTAR SOBRE LA TIERRA
-
Iniciado bandolero  busco entre tu  piel y el... Leer más...

CANTOS DE LUZ FRENTE A LA SOMBRA “DIBUJANDO JEROGLÍFICOS”

Palabra en Pie - Comentarios de libros

Cantos de Luz Frente a la Sombra, tomo cuatro de la Campaña Provincial de lectura Cien Joyas Para Leer, es un compendio de poemas y crónicas en relación a la vida y obra del poeta, Dr. Gustavo Ortiz Arellano, que nos llegan para elevar el autoestima de nuestras gentes, que en la mayoría de los casos no palpan con el alma el inmenso trabajo que realizan nuestros creadores y el prestigio que dan a la provincia y al país con su arte, esta obra que le invitamos a leer.

La poesía de Gustavo Ortiz Arellano, cayó en mi esencia como lluvia nueva; explosión en filigranas de soles engendrados en notas y silencios sin tiempo. Su palabra desde cualquier soledad humana, me permite valorar y sobre todo conocer, cuarenta años después de su muerte física, a uno de los grandes poetas de Chimborazo, que el tiempo y el silencio habían escondido entre bibliotecas escondidas de una ciudad callada.

La magia, como panacea espiritual toma vigencia en el rito de escribir con el que nos deleita Gustavo Ortiz Arellano, a continuación me permito transcribir un párrafo de su artículo “Dibujando Jeroglíficos” que fuera publicado en “Signo” (Cuenca, 1961):

“Hay que escribir como dibujando jeroglíficos. Es decir l-e-n-t-a-m-e-n-t-e. Ha y que trabajar con las palabras, como con jeroglíficos. Es decir, signos sagrados. Ha que dar a cada palabra la importancia que da un padre a cada palabra, débil, insegura, adorable, que pronuncia el niño, dando así el primer paso en la tierra de lo racional y humano…”

Esas búsquedas de la perfección que obsesionan al poeta, se plasman en una poesía sin artimañas, que durante toda la lectura del texto no deja de ser agua fresca que sacia la sed del lector, que sorprende, conmueve, emociona y transporta a sentir e inclusive a vivir desde el poeta.

Los incrédulos se preguntan para qué sirve la poesía. Siento como desde sus versos Gustavo Ortiz Arellano, nos responde que la poesía sirve para hacer soñar a los tristes y transformar las realidades con loas de esperanza, con arengas contra el desamor, el desencanto y el olvido.

Reconozco que al principio fue difícil tener estas páginas entre mis manos, que lo hice dentro del proceso de selección de la Campaña de Lectura “Cien Joyas Para Leer”, cuando caí en la trampa, ya era un militante de los jeroglíficos que en lento rito desfilaban por mis ojos, ya era parte del ceremonial de armonizar los códigos para hacerlos cantos y aún más ya era parte del coro, en él que terminamos cantando.

Visítanos también en

Radio Mundial Riobamba